En el primer artículo presenté lo vulnerable que es el Perú al cambio climático y el gran potencial que tenemos para desarrollar una matriz energética basada en energías limpias. Justo hace una semana (17.01.2017) se confirmó que el 2016 ha sido el año más caliente de los últimos 115.000 años, superando al 2014 y 2015, que también rompieron récords de temperatura. Científicos afirman que esto es principalmente por culpa humana, y que los cambios en clima se verán antes de lo esperado con consecuencias más severas (ver artículo).

Foto por Sandra Cuadros

Este escenario llama a acciones urgentes, aceptando que el clima como lo conocemos hoy va a cambiar; Que nuestras acciones y modelos de desarrollo desde hoy hacia el futuro deben ser más conscientes de sus impactos con la naturaleza; Que debemos ir buscando un sistema más estable dentro de los nuevos parámetros climáticos que se irán estableciendo.

Matriz Energética

La matriz energética de todo el país se divide en energía primaria[1] y secundaria[2]; siendo la primera toda la energía disponible en la naturaleza que puede ser aprovechada, y la secundaria es la energía procesada/transformada lista a ser utilizada por los diferentes sectores.

La producción nacional de energía primaria, con fines comerciales, sigue la siguiente estructura[3]:

  1. Gas natural (65.5%), principalmente de los Lotes 88 y 56.
  2. Petróleo crudo (12.2%), son 19 lotes petroleros en actividad.
  3. Hidroenergía (10.6%), son más de 18 empresas.
  4. Carbón mineral (0.7%).

En cuanto a energía no comercial, están la leña (8%), bagazo (2%), bosta y yareta (0.7%) y energía solar (0.19%). Esta se clasifica no comercial, porque se aprovecha de manera directa por diferentes usuarios. Por ejemplo, se corta la leña para cocinar o se quema la bosta para calentar casas.

En cuanto a energía secundaria final, la energía disponible para el usuario final, esta es principalmente derivada de hidrocarburos e hidroenergía. El petróleo y gas aportan con el 77.4%, la electricidad con el 22.2% y el carbón mineral con el 0.3%. Por electricidad se entiende la energía que producimos a través de centrales hidroeléctricas o centrales térmicas. Esta se distribuye a través del SEIN – Sistema Eléctrico Interconectado Nacional. La electricidad va para los sectores industrial (54%), residencial (23%), comercial (21%) y alumbrado público (2%)[4].

¿Qué sectores son los que consumen más energía?

El consumo de energía se divide según los sectores productivos del país. Cada sector tiene diferentes usos de energía, por ejemplo transporte implica la energía para mover toda al flota de autos y camiones del Perú, mientras que en minería es la energía necesaria para operar todas las maquinarias y procesos asociados en la extracción y procesamiento de los minerales que se extraen.

Los sectores que más consumen energía son 1) Transporte, 2) Residencial, Comercial y Público, 3) Industria y Minería, y el 4) Agropecuario, Agroindustria y Pesca. De estos, los primeros tres son los que consumen el 96% de toda la energía que se produce en el país.

Sector

Porcentaje de energía que consume
1. Transporte

42%

2. Residencial, Comercial y Público

27%

3. Industria y Minería

27%

4. Resto de sectores

4%

El Sistema de Transporte

Como se puede ver, el sector transporte consume casi la mitad de toda la energía que producimos como país. Al día de hoy, la mayoría de esta energía se genera en base a petróleo (más que nada como diesel B5). Aparte del diesel, en menor cantidad también hay automóviles que utilizan petróleo industrial, gas natural, gasohol y GLP. Todos estos combustibles, salvo el gasohol, liberan CO2 al momento de la combustión.

Se estima que en el Perú existen 2.2 millones de carros que están en circulación, a esto se le conoce como el parque vehicular. Este viene incrementando sin mayor control, tal así que en los últimos 10 años ha crecido en un 63%[5]. Cada año más peruanos compran un carro, sin haber una ley firmemente aplicada que obligue a que cada ciertos años, carros antiguos salgan de circulación, a fin de mantener la flota en un número manejable.

Foto por Rocío López, Calle Schell en Miraflores, Lima.

El creciente parque vehicular con bajo control en cuanto a los combustibles que se utilizan, contribuye a tener una ciudad altamente contaminada. Basta con ir a la Avenida Abancay para ver el smog que está por encima de la avenida, ese aire gris y cargado que da dolor de cabeza y dificulta la respiración. Si se promocionará medios de transporte alternativos o mejoras en el transporte público, menos sería la contribución del parque vehicular a la contaminación del aire.

Al día de hoy Lima es una de las ciudades más contaminadas del mundo. En particular, Lima es la ciudad de América Latina con los peores indicadores de calidad de aire, siendo Lima Norte la que excede en seis veces los límites recomendados de particular contaminantes por la OMS[6]. Lo que se comprueba con la alta tasa de enfermedades respiratorias, como asma y alergias respiratorias[7]. No obstante, hasta ahora no hay planes o propuestas concretas, en consenso entre todas las municipalidades, para solucionar este problema.

Proyecciones en el Perú

El Perú tiene 30 millones de habitantes, y Lima es una de las 100 mega-ciudades del mundo, con más de 10 millones de personas. Somos más, consumimos más. Es así que entre 1990 y 2014, las emisiones de CO2 del país han crecido: pasando de emitir 15,4 mil millones de kg de CO2 a 34,2 mil millones. Esto principalmente por el crecimiento del sector transporte[8].

En el primer artículo se mostró todos los diferentes tipos de energías renovables que pueden ser aprovechados en el país: solar, eólica, térmica, entre otras. En este artículo llegamos a la conclusión que el sector transporte es el sector que más energía consume, principalmente en base a hidrocarburos. Es por ello que las energías renovables no solo deben ser promocionadas para generar electricidad, sino también para alimentar el parque vehicular.

Hasta el día de hoy en Lima es rarísimo ver carros híbridos (como los Prius) que funcionan a base de electricidad y gasolina. Por ello, se podría empezar a tener ‘grifos eléctricos’ en la ciudad. En base a otros países, por ejemplo en Europa existe Blah Blah Car, un sistema donde se comparte el viaje en auto que tiene miles de usuarios, siendo más barato que los viajes convencionales. Incluso en Francia se tiene un bono económico para los trabajadores que van en bicicleta al trabajo, con baños que tienen duchas y espacios cómodos para cambiarse.

Son muchísimas las maneras de buscar un sistema de transporte más verde, que al largo plazo significan una ciudad más limpia, ordenada y tranquila en el cual se puede vivir feliz. Las posibilidades de innovación son miles, ¿se te ocurre alguna para Lima? Si después de leer este artículo tienes una idea que quieres compartir, ¡escríbenos! Entre todos el construir una ciudad más planificada y verde es más fácil y posible.

>>> Referencias:

[1] http://peru21.pe/actualidad/oms-lima-tiene-aire-mas-contaminado-america-latina-2182172

[2] http://rpp.pe/lima/actualidad/ambulantes-de-avenida-abancay-afectados-por-la-contaminacion-del-aire-noticia-425189

[3,8] https://www.osinergmin.gob.pe/seccion/centro_documental/hidrocarburos/Publicaciones/BALANCE%20DE%20ENERG%C3%8DA%20EN%20EL%20PERU%202014.pdf

[4] http://gestion.pe/economia/parque-vehicular-peru-se-incremento-63-ultimos-10-anos-2118060

[5] La energía primaria se refiere a las distintas fuentes de energía que se obtienen de la naturaleza, en forma directa como la solar o hidráulica, y mediante un proceso de extracción como petróleo o carbón mineral

[6] La energía secundaria se refiere a los diferentes productos energéticos que provienen de los centros de transformación (refinerías, centrales hidroeléctricas) y cuyo destino son los diversos sectores de consumo.

[7]Todas las citas de esta sección han sido obtenidas de: https://www.osinergmin.gob.pe/seccion/centro_documental/hidrocarburos/Publicaciones/BALANCE%20DE%20ENERG%C3%8DA%20EN%20EL%20PERU%202014.pdf

Cada día nuevos eventos ocurren que nos permiten ver los efectos del cambio climático. Por ejemplo, el pasado mes de noviembre del 2016 estuvo marcado por devastadores incendios forestales a nivel nacional, cuya intensidad no se había reportado hasta el momento. Estos incendios fueron producto de una combinación de severas sequías y acumulación de hojarasca. Los factores del entorno se vieron exacerbados por la falta de un plan de acción por parte del gobierno, que demoró el control oportuno del fuego.

Asimismo, a fines de octubre del año pasado se lanzó el documental Before the Flood (Antes que sea tarde), que muestra cómo estamos ignorando/enfrentando el cambio climático a nivel global. Si no las visto hasta ahora, te recomendamos verlo con tus amigxs y/o familiares. En el documental se muestra que si bien hay algunos políticos que niegan el cambio climático, existe un consenso en la comunidad científica que este es un hecho real, con consecuencias significativas a nivel global.

El cambio climático es el concepto utilizado para referirse a los múltiples cambios que vienen ocurriendo en el clima durante las últimas décadas, principalmente por actividades humanas. Una de las principales causas del cambio climático es el calentamiento global, producto de la emisión de gases de efecto invernadero (GEI), básicamente dióxido de carbono (CO2) y metano (CH4), que se acumulan en la atmósfera y no dejan salir a la energía solar excedente, aumentando la temperatura.

Gases de Efecto Invernadero:

  • El dióxido de carbono, CO2, se emite generalmente cuando se queman combustibles fósiles (petróleo, gas) o se deforesta el bosque, aunque también se emite por procesos naturales como descomposición de materia orgánica y fermentación de azúcares.
  • Por otro lado, el metano (CH4) también se emite cuando se queman combustibles fósiles o se descompone la materia orgánica. Este solo representa el 16% de todos los GEI emitidos, mientras el CO2 representa el 76% del total. Es importante resaltar que del 100% de metano que se emite, el 14.5% viene de los gases propios del proceso digestivo de las vacas[1]. Además, si bien el CO2 es el gas más dominante, el metano es 23 veces más tóxico que el dióxido de carbono.

A nivel mundial, el 65% del dióxido de carbono emitido se debe a la quema de combustibles fósiles y el 11% a cambios en el uso de suelo y deforestación. En el Perú la mayor parte de nuestros GEI (56%) son producto del uso y cambio de uso del suelo y la agricultura. Es decir, cada vez que se tala bosque para cultivar o tener más área para ganado, se liberan toneladas de CO2 a la atmósfera (MINAM, 2014[2]). Seguido a estos, el sector energía (33%) es uno de los que más aporta con GEI, mientras que los desechos (6%) y procesos industriales (5%) representan una fracción menor del total (MINAM, 2014).

Imagen extraída de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental. Deforestación en la Amazonía Peruana.

El sector energía representa un tercio de todos los GEI que emitimos a la atmósfera como país. Esto abarca desde cómo nos transportamos, el sistema de electricidad que utilizamos y cómo obtenemos energía para los distintos procesos industriales de los diferentes sectores productivos (minería, pesca, etc.). La relación entre cambio climático y cómo nos abastecemos de energía es directa y de vital importancia para la salud del planeta. Si bien a nivel mundial el uso de combustibles fósiles está cambiando poco a poco hacia fuentes de energía más limpias y renovables, el Perú se queda un poco atrás.

Imagen extraída de The World Bank, Perfil de Perú

Dentro de este contexto, el objetivo de este artículo es explorar qué tan vulnerable es el Perú frente al cambio climático y qué nos estamos proponiendo como país en cuanto a energías renovables. En un segundo artículo se presentará la matriz energética nacional, entrando en detalle al sector transporte y discutiendo las implicancias de las hidroeléctricas según locación.

Perú, país natural

El Perú es uno de los países más biodiversos del mundo[3], sin embargo es al mismo tiempo uno de los países más vulnerables al cambio climático. Después de Bangladesh y Honduras, el Perú aparece como el tercer país de mayor preocupación ante los cambios en el clima que ya vienen ocurriendo [4]. Desde 1997, los fenómenos climáticos como sequías, fuertes lluvias, inundaciones, heladas y granizadas han incrementado en seis veces en el país.

Además, eventos climáticos extremos (como huaicos e inundaciones) y el fenómeno de El Niño viene ocurriendo con mayor frecuencia e intensidad. Más aún, se estima que en 40 años el Perú tendría el 60% del agua que tiene hoy. Este verano por primera vez SEDAPAL a reducido la presión del agua en Lima Metropolitana para hacer frente a las pocas lluvias de la sierra, llamando a los ciudadanos a que cuidaran más el agua y revisaran posibles fugas en sus casas[5]. Esto responde a la emergencia hídrica que se viene sintiendo en 17 regiones del país [6].

Los estragos del cambio climático recién han empezado, y las consecuencias de nuestra (in)acción van a empezar a sentirse cada vez más. Uno de los principales factores asociados al cambio climático es la irresponsable política energética de los países, basada principalmente en petróleo y la quema de carbón. Al ser el Perú un país en vías de desarrollo, nos encontramos frente a una paradoja entre desarrollo convencional o el optar por un desarrollo sostenible. Este último si bien puede ser más costoso al inicio, permite generar más oportunidades de empleo, reducir el impacto negativo sobre el ambiente y a la larga, recuperar la inversión inicial.

Es así que como peruanos debemos preguntarnos si, ¿seguimos con el modelo de “desarrollo” estándar para que hayan más carros en las ciudades y más casas con aire acondicionado, o priorizamos la protección de la naturaleza y buscamos un desarrollo más integral y sostenible para todos los peruanos?

Energías Renovables

Como alternativa a la energía basada en combustibles fósiles, las energías renovables están probando ser una alternativa económica y eficiente con un impacto mucho menor sobre el planeta. El 2016 fue el primer año donde la energía solar fue más barata que la fósil. En más de 30 países al día de hoy la energía solar y eólica (producto del viento) tienen el mismo precio o son más baratas que las fósiles. Finalmente, se espera que en una década o dos, la energía solar sea la mitad de barata que la fósil o de gas natural a nivel mundial.

Foto extraída de RPP, Parque eólico Tres Hermanas en Marcona (Ica).

América Latina es una de las regiones que más potencial tiene en energías renovables. En el 2014, el 53% de la energía de la región provino de fuentes renovables, superior al promedio mundial de 22%. El año pasado, Costa Rica se basó enteramente en energías renovables por siete meses completos. Además, Chile acaba de inaugurar la planta solar más grande de América Latina, El Romero, con 775 mil paneles solares que para este abril proveerá de energía a un millón de personas[7]

Imagen extraída de The Economist, 10.12.16

Energías Renovables en el Perú

El Perú, después de la COP 20 (Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidades sobre el Cambio Climático) se comprometió que al 2025 el 60% de la matriz energética se basaría en energías limpias, además de alcanzar una mayor eficiencia en el sector transporte. También se propuso duplicar la producción de energías renovables hidroeléctricas para el 2022, y tener el 100% de cobertura eléctrica nacional por fuentes renovables para el 2025[8].

Gracias a la variedad de ecosistemas que tenemos en el país (desierto, Andes, Amazonía, áreas de alto viento y brillo solar) el Perú tiene un gran potencial para poder desarrollarse en base a energías renovables. Cada región podría abastecerse del tipo de energía renovable que más se adapta a las condiciones naturales locales. Por ejemplo, para Lima se podrían instalar generadores de electricidad en la superficie del mar para generar energía con el choque de olas. En Piura, Arequipa y Puno, ciudades donde el sol no descansa, el instalar paneles solares permitiría tener energía todo el año. En la costa sur (Marcona, Pisco, Mollendo) la alta intensidad de los vientos ideales hacen a estas ciudades ideales para parques eólicos. La sierra, con ríos y marcadas pendientes, perfecta para desarrollar hidroeléctricas pequeñas. Mientras que en la selva, la gran cantidad de residuos orgánicos que se generan, tanto por las personas como naturalmente, podrían alimentar bio-digestores y ser combinados con paneles solares.

Foto de Marco Cardeña Mormontoy, tomada en la Reserva Nacional Punta San Juan de Marcona (Ica, Perú).

Estas son solo algunas de las tantas posibilidades que se pueden ir explorando, con voluntad política y presión ciudadana, el Perú puede sumarse a la ola mundial de energías renovables. Hoy en día ya tenemos cuatro parques eólicos (1 en Piura, 1 en La Libertad y 2 en Ica), que se han inaugurado entre el 2014 y 2016[9]. No obstante, estos parques están aprovechando solo el 1% de todo el potencial eólico del país. Lo que demuestra todo lo que falta ser aprovechado, sin siquiera explorar el potencial de energía solar, geotérmica, de biomasa, entre otras.

El Perú es el cuarto país más atractivo de América del Sur para invertir en energías renovables, y puesto 24 del mundo[10]. Seamos conscientes del potencial que tenemos y empecemos a poner en la agenda política la necesidad de dejar los combustibles fósiles en el suelo, y a mirar hacia el aire, sol y el mar como alternativa. Esto puede empezar en casa, por ejemplo experimentando con un panel solar en casa, aquí hay una guía que explica todo lo básico relacionado a paneles solares de Chile. Si nos animamos, tal vez logramos tener suficiente energía para cargar un celular. Pero si lo multiplicamos por 10 millones de limeñxs y 30 millones de peruanxs, es un gran paso.

Referencias:

[1] http://www.minam.gob.pe/notas-de-prensa/el-peru-se-propone-alcanzar-el-60-de-la-matriz-energetica-limpia-en-los-proximos-10-anos/

[2] http://gestion.pe/economia/mem-solo-1-potencial-eolico-peru-se-ha-concretado-centrales-generacion-2157571

[3] http://elcomercio.pe/economia/peru/ey-peru-atractivo-invertir-energias-renovables-noticia-1906451

[4] http://www.economist.com/news/americas/21711307-power-andean-sun-latin-america-set-become-leader-alternative-energy?fsrc=scn/tw_ec/latin_america_is_set_to_become_a_leader_in_alternative_energy

[5] http://peru21.pe/actualidad/sedapal-regularan-presion-agua-lima-y-callao-2266171

[6] http://elcomercio.pe/sociedad/peru/declaran-emergencia-hidrica-37-valles-falta-lluvias-noticia-1949752

[7] https://news.mongabay.com/2016/05/top-10-biodiverse-countries/

[8] http://www.minam.gob.pe/cambioclimatico/por-que-el-peru-es-el-tercer-pais-mas-vulnerable-al-cambio-climatico/

[9] Primer Informe Bienal de Actualización del Perú a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Ministerio del Ambiente, Viceministerio de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales, Dirección General de Cambio Climático, Desertificación y Recursos Hídricos. 2014.

[10] http://www.fao.org/news/story/en/item/197623/icode/

 

Ximena Velez bajo el agua. Propiedad de X. Velez.

Ximena Velez bajo el agua. Propiedad de X. Velez.

Ximena Vélez Zuazo es Directora Marina del Programa de Monitoreo y Evaluación de la Biodiversidad (BMAP por sus siglas en inglés) del Instituto Smithsonian de Biología de la Conservación (SCBI). Ximena es bióloga de la Universidad Nacional Agraria La Molina, además cuenta con una maestría en Biología Tropical y un doctorado en Genética, Evolución y Conservación, ambos de la Universidad de Puerto Rico-Río Piedras. Parte de su investigación está enfocada en la ecología molecular de especies marinas como tortugas, tiburones y otros peces. A su vez, Ximena tiene un interés particular en difundir la información generada por su investigación al público en general, de manera que esta contribuya con la conservación de los ecosistemas marinos. Es co-autora de la guía de consumo responsable de peces “El tamaño sí importa”.

Adriana: Ximena, gracias por la oportunidad de conversar contigo sobre un tema importante como es la conservación del mar peruano. Vivimos en un país megadiverso y gran parte de nuestra biodiversidad se encuentra en el mar peruano, en ese contexto, ¿piensas que los peruanos nos identificamos con este hecho? Y si no es así ¿por qué?

Read More →

Producto vendido por Practifrutas (Imagen de su página web)

Producto marketeado por Practifrutas (imagen de su página web)

En marzo de este año, la cadena de supermercados estadosunidense Whole Foods se encontró bajo la crítica mundial después de que una usuaria de Twitter publicara una imagen de unos productos que encontró en una de sus tiendas [1]. Los productos eran naranjas peladas, presentadas en envases de plástico. Whole Foods, que se presenta como “el supermercado más saludable de Estados Unidos”, tuvo tanta presión del público que, posteriormente, se disculpó por su uso innecesario de envases plásticos, aceptó su error comunicando que “vendería sus naranjas en su empaque natural” y retiró el producto de sus tiendas. ¿Por qué tuvo esa reacción la empresa? En mayo, unos productos similares causaron revuelo en Facebook aquí en Perú.

Read More →

Karim Ledesma, foto propiedad de ella

Karim Ledesma, foto propiedad de ella

Karim Ledesma es una científica de la conservación, con un bachillerato en Ciencias Forestales de la Universidad Nacional Agraria La Molina y una maestría en Ciencias Biológicas de la Universidad Florida Atlantic en Boca Ratón, Estados Unidos. En los últimos años Karim ha trabajado en Rainforest Expeditions, WWF y el Instituto para la Biología de la Conservación del Smithsonian. Sus intereses profesionales están enfocados en la investigación y la conservación de los hábitats, pero además nos confiesa que sus intereses personales de vivir en un mundo mejor son tan fuertes como sus aspiraciones profesionales. Karim ha ganado un concurso de responsabilidad del consumidor por su decisión de implementar en la construcción de su casa un sistema para reusar las aguas grises generadas por el uso doméstico.

¿Porqué consideras que es importante ser un ciudadano ambientalmente responsable?

Porque es un deber reducir nuestro impacto en el medio ambiente. Siendo responsables podemos usar menos recursos, generar menos basura, menos contaminantes, evitar el desperdicio de recursos como el agua y la energía. Muchas veces no relacionamos la larga cadena de cómo llegan los recursos a nosotros y de los impactos que existen en esta cadena de producción y distribución. Por ejemplo, para tener electricidad hay que tener hidroeléctricas, estas generan impactos en los ríos, en el hábitat natural, y en los actores que viven en el área de influencia donde está ubicada esta hidroeléctrica. Es decir, los impactos van más allá de los que vemos en nuestras casas o ciudad y tienen consecuencias muy profundas en nuestro ambiente. Por eso es importante ser consciente que nuestros estilos de vida afectan a otros seres vivos incluyendo los humanos que comparten esta tierra. Además, siendo responsable es la única manera de asegurar el futuro de las próximas generaciones de seres vivos y para nosotros mismos para cuando seamos mayores.

Read More →

El proyecto Río Verde, que contemplaba la creación de un parque en torno al Río Rímac, fue lamentablemente encarpetado por la actual gestión municipal. Esta obra habría significado la creación de 25 hectáreas de áreas verdes[1] y espacios recreativos para la ciudadanía, y una nueva visión para un río que, hoy en día, es poco más que la cloaca de la ciudad.

En lo posible, este proyecto debe rescatarse y ejecutarse para beneficio de la ciudadanía. Sin embargo, aprovecho esta plataforma para proponer una obra complementaria que ayudaría a solidificar su condición de espacio público: el techado de la Vía de Evitamiento. Esta importante autopista corre en paralelo al Río Rímac a la altura del Cercado de Lima, precisamente donde se ubicaría el proyecto Río Verde. Soporta gran parte del transporte público y de carga que atraviesa la ciudad de norte a sur, y con este transporte también vienen emisiones contaminantes y ruidos estridentes (tanto de los bocinazos como del mismo paso de los vehículos). Si el parque ha de ser un oasis de tranquilidad, la presencia de la Vía de Evitamiento podría evitar (valga la redundancia) esta tranquilidad.

En el proyecto, la autopista permanece junto al parque. Fuente: Río Verde

En el proyecto, la autopista permanece junto al parque. Fuente: Río Verde

Read More →

© Juan Carlos Sueiro

Juan Carlos ha pasado varios años de su vida estudiando el océano y sus alteraciones. Es Director de Pesquería de OCEANA Perú y un experto con varias publicaciones sobre el tema, una de las más recientes es sobre la segunda cuota de pesca de anchoveta, la cual considera un terrible error y que altera totalmente el ecosistema marino.

Si el mar peruano fuera un paciente, ¿cuál sería su diagnóstico?

Puedes tener enfermedades crónicas y enfermedades agudas. Yo creo que una de las principales enfermedades crónicas en el mar peruano es la contaminación. Tenemos un caudal relativamente fuerte, proveniente de los 52 valles costeros y que a la larga todos van a dar en mayor o menor medida al mar, transportando varios contaminantes. Tenemos ciudades en la costa donde no se hace casi nada en tratamiento de aguas residuales. Prácticamente no hay ninguna ciudad en el Perú que trate sus aguas servidas y estas van directamente al océano. Más aun en Lima, aun con la importante inversión realizada en La Chira y Taboada, los resultados no son satisfactorios. Además, actividades como la industria de harina de pescado o en general procesadoras pesqueras, también tienen una carga contaminante relativamente intensa en determinadas bahías. También existen enfermedades agudas, cuando por ejemplo las condiciones naturales no son las normales, (bueno, ¡qué es normal!) y donde las actividades, principalmente pesqueras, pueden tener un impacto negativo: eso es el Fenómeno de El Niño.

Read More →

La vista de Londres desde el London Eye captura componentes claves de la ciudad: el río Támesis, las estructuras de Londres vieja, los puentes que conecta la ciudad, y la lluvia que la define. Foto por Rocío Lopez.La vista de Londres desde el London Eye captura componentes claves de la ciudad: el río Támesis, las estructuras de Londres vieja, los puentes que conecta la ciudad, y la lluvia que la define. Foto por Rocío Lopez.

Por cosas de la vida, viví un año fuera de Lima y del Perú. Decidí ir a Londres en Inglaterra para aprender nuevas cosas y conocer más el mundo. Si bien cuando uno piensa en Londres, automáticamente le viene a la cabeza la clásica imagen de una ciudad lúgubre, cubierta por el humo de las chimeneas, perpetuamente con llovizna y ciudadanos tristones, ésta fue la realidad solo hasta el siglo XX. Hoy Londres es considerada como la segunda ciudad más sostenible del mundo, gracias a la prohibición de las chimeneas, aumento de áreas verdes, evolución del sistema de transporte público y una vibrante vida cultural.

Fue difícil decirle adiós a mi querida gris Lima, pero logré sobrevivir y hoy ando de vuelta. En este artículo pretendo explorar estos temas más a fondo y ver cómo una ciudad una vez considerada gris y sin vida, hoy es ejemplo de sostenibilidad y desarrollo.

De esta experiencia, Lima puede aprender varias cosas y tratar de reflexionar acerca de cómo mejoramos nuestra realidad citadina y devolver el verde al gris.

Read More →

IMG_2715
Cuando pensaba en Ginebra antes de conocerla, automáticamente pensaba en Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud, UNICEF, Organización Mundial del Comercio, el Comité Internacional de la Cruz Roja, y demás. Pensaba en personas uniformadas yendo y viniendo de diversas reuniones de importancia internacional, en una ciudad ordenada, tranquila y posiblemente tradicional. La verdad es que Ginebra no es la típica ciudad suiza (si es que existe una típica, viendo que Suiza tiene 4 lenguas oficiales y por lo tanto diversas culturas). Ginebra es una ciudad global, es la casa de todos los países y de todas las culturas. El 41% de su población es de origen extranjero y su diversidad cultural es inmensa; la cantidad de idiomas que se pueden escuchar paseando por la ciudad puede ser abrumador, pero escuchar el tuyo de pronto, te hacen sentir en casa. Creo que es la primera vez en mi vida que veo una aceptación cultural tan agradable: a la mayoría les interesa saber de dónde vienes, qué haces ahí y por cuanto tiempo te quedarás.

Read More →

Huaca Pucllana en contraste con Miraflores moderno. Foto de Natalia Piland.

He vivido en el Bronx, en Cusco, en Oak Park, en Sarasota, y en Ithaca. He dejado libros en otros hogares – Houston, Manu, Tambopata, Harlem, San José. Pago alquiler en Chicago, pero el lugar donde vivo es Lima. Ese lugar se encuentra en el momento que salgo del Aeropuerto Jorge Chávez y siento el agua de esta ciudad de arena cubrir mi piel y la sal de nuestro mar vecino aterrizar sobre mi nariz.

Vivir en Lima es vivir con el océano Pacifico encima.

Read More →