El proyecto Río Verde, que contemplaba la creación de un parque en torno al Río Rímac, fue lamentablemente encarpetado por la actual gestión municipal. Esta obra habría significado la creación de 25 hectáreas de áreas verdes[1] y espacios recreativos para la ciudadanía, y una nueva visión para un río que, hoy en día, es poco más que la cloaca de la ciudad.

En lo posible, este proyecto debe rescatarse y ejecutarse para beneficio de la ciudadanía. Sin embargo, aprovecho esta plataforma para proponer una obra complementaria que ayudaría a solidificar su condición de espacio público: el techado de la Vía de Evitamiento. Esta importante autopista corre en paralelo al Río Rímac a la altura del Cercado de Lima, precisamente donde se ubicaría el proyecto Río Verde. Soporta gran parte del transporte público y de carga que atraviesa la ciudad de norte a sur, y con este transporte también vienen emisiones contaminantes y ruidos estridentes (tanto de los bocinazos como del mismo paso de los vehículos). Si el parque ha de ser un oasis de tranquilidad, la presencia de la Vía de Evitamiento podría evitar (valga la redundancia) esta tranquilidad.

En el proyecto, la autopista permanece junto al parque. Fuente: Río Verde

En el proyecto, la autopista permanece junto al parque. Fuente: Río Verde

Read More →