Quien haya visitado la ciudad de La Paz habrá quedado (como mínimo) impactadx al contemplarla. Ciudad que se extiende como un manto sobre uno de los terrenos más abruptos de un profundo y estrecho valle, descendiendo vertiginosamente mil metros de altura desde los 4000 m.s.n.m. en El Alto. Quizás esta inverosímil imagen, y el majestuoso Illimani como fondo escénico, le ha permitido a La Paz estar entre las “Nuevas siete ciudades maravillas del mundo”.

lima la paz

Pero una vez repuestos del primer impacto, y con el tiempo suficiente para apreciar el paisaje, un común denominador será evidente: la escasez de áreas verdes. El paisaje que envuelve al observador es un conjunto de cerros totalmente cubiertos por el color ocre del ladrillo y el gris del cemento. Al recorrer sus calles, difícilmente se podrá encontrar alguna plaza o parque que supere las dos hectáreas de superficie. Podría suponerse que la vegetación se ve muy limitada para desarrollarse debido a las condiciones climáticas de montaña, pero la abundante vegetación arbustiva que se desarrolla en los terrenos baldíos, particularmente en la época de lluvias, nos dice todo lo contrario. Hay que reconocerlo: la escasa cobertura vegetal de la ciudad de La Paz es una responsabilidad enteramente humana. Read More →

Mirando hacia el norte en la calle 35, el Riachuelo de Burbujas un atardecer de abril. Foto de Jason Schumer.

Mirando hacia el norte en la calle 35, el Riachuelo de Burbujas, Chicago, un atardecer de abril. Foto de Jason Schumer.

Los conquistadores, exploradores, y colonizadores Europeos vinieron a Las Américas en los 1400s. Aquí decidieron fundar ciudades en sitios estratégicos, sitios con acceso a ríos, lagos y mares, donde estos cuerpos de agua podían apoyar a los asentamientos de personas con expectativas y miradas hacia afuera. En la ciudad de la cual habló, a través del tiempo, las poblaciones iban creciendo y los ríos se iban despreciando. Los ríos se convirtieron en basureros y en si, su agua se volvió más y más impotable. Las poblaciones crecieron, las aguas se drenaron y los peces se murieron. En el siglo XXI, no hace mucho, la municipalidad de esta ciudad decidió recuperar este río que atraviesa el centro de la ciudad, promoviendo la creación de nuevas áreas verdes y nuevos espacios públicos donde sus ciudadanxs puedan disfrutar de las afueras, crear nuevos negocios, e inspirarse unxs con otrxs para una mejor calidad de vida.

Podría estar hablando de Lima. ¡Qué genial sería si estuviese hablando de Lima! Pero mientras nos decidimos como limeñxs a empezar a recuperar nuestros ríos, hablaré de Chicago, una ciudad que se volvió famosa por su polución y su industrialismo, y ahora está haciendo todo lo que puede hacer para limpiarse y volverse una de las ciudades más verdes de los Estados Unidos. Una ciudad que quizás debería ser nuestra inspiración.

Read More →

IMG_0182Italiana pero con corazón peruano. Daniela Pogliani llegó al Perú con solo una mochila bajo el brazo. El plan era quedarse unos meses trabajando como consultora en una empresa y ya van doce años de aventuras peruanas. La Directora Ejecutiva de la Asociación para la Conservación de la Cuenca Amazónica –ACCA—trata de no usar el auto los días de semana y tiene ideas concretas para solucionar el problema del tráfico.

Read More →

Las orejas fucsias en acción.

Las orejas fucsias en acción.

Una de las diferencias de vivir en la ciudad, respecto del campo, es la variedad que una persona encuentra a la hora de buscar un producto, un trabajo o un lugar donde estudiar -ya sea colegio, universidad o instituto-. Pero a medida que unx se aleja de la tranquilidad del campo y se acerca a la ciudad -junto al conjunto de luces que la engalana- los oídos reciben mayores estímulos, a tal punto de abrumarlos. Este ‘ruido urbano’ si bien caracteriza a toda urbe, cuando llega a exceder ciertos límites ocasiona problemas de salud. Y en Lima, lamentablemente, aún se subestiman los efectos de la contaminación sonora.
Read More →

Andre the Giant

Shepard Fairey es la cabeza detrás de OBEY. Antes que OBEY se convirtiese en una marca comercial y a Farey le llegase la fama mundial por diseñar el poster de Obama en la campaña que lo convirtió en el presidente de los Estados Unidos, este artista y diseñador inundaba las calles con un símbolo emblemático. Se trataba de la cara del luchador Andre The Giant, una imagen que nos hace pensar en El Gran Hermano. El personaje que lo ve y controla todo, en la novela 1984, de George Orwell.

OBEY nació como una campaña de propaganda de guerrilla, que buscaba generar disentimiento de calidad. Fairey se inspiró en una escena de la película They Live (1988) de John Carpenter (a su vez inspirada en el cuento Eight O´Clock in the Morning de Ray Nelson). En la película el personaje principal, George Nada, llega a la ciudad de Nueva York para cumplir el sueño americano, con nada más que una mochila cargada de expectativas. Una serie de extrañas circunstancias lo llevan a descubrir una caja de lentes de sol. Con los lentes puestos, ve la realidad en blanco y negro, y en este mundo dicotómico, los mensajes subliminales escondidos en libros, periódicos y carteles publicitarios son puestos al descubierto. Cada billete de dólar contiene la frase: YO SOY TU DIOS. Carteles con frases como CONSUME, OBEDECE, MIRA TV, NO CUESTIONES A LA AUTORIDAD y DUERME, proliferan por una ciudad poblada de alienígenas y humanos convertidos en zombis. Poco a poco, George descubre que los extraterrestres en alianza con las élites de poder están controlando la Tierra. La meta final de “los que pueden ver” es destruir la fuente de donde brota la señal que mantiene a los humanos en un estado de letargo. La metáfora sigue vigente. Read More →